Soldados alemanes de la 352 división de infantería realizan ejercicios de combate poco antes del desembarco de Normandía. Eran los encargados de defender la playa Omaha, donde los Norteamericanos sufrieron fuertes pérdidas.